Entrenar en Altura: Mitos y Verdades

Entrenar en Altura: Mitos y Verdades

En los últimos años ha aumentado el interés de entrenar en altura y de los efectos a medida que se asciende del nivel del mar. En altura, la presión atmosférica, la presión parcial O2, la humedad y la temperatura disminuyen, mientras que la radiación solar aumenta, factores que hay que tener presentes si estamos preparándonos para entrenar en altura.

Dependiendo de la altitud en que entrenemos que varía desde los 2300 mts. a 2800 mts se pueden presentar cambios fisiológicos y síntomas clínicos, los cuales no son constantes y dependen de cada deportista.

La adaptación que debe realizar el cuerpo de un deportista cuando se ve enfrentado a ambientes de altura hipóxicos (bajos en oxígeno) se llama “Aclimatación a la altura”. Esta aclimatación se presenta de forma paulatina frente a la exposición a hipoxia y es acompañado por una respuesta fisiológica de aumento de los glóbulos rojos y por lo tanto del hematocrito y aumento de la concentración de hemoglobina, aumento de la frecuencia y profundidad de respiración y aumento del bombeo cardíaco. Cambios que nos permiten enfrentar mejor un entrenamiento en altura.

Cuando nos encontramos a nivel del mar la presión de aire es 760mmHg con una concentración de O2 de 21%, a medida que aumenta la altura, la presión atmosférica disminuye y la presión parcial de O2 también cae. Esto significa que por cada inhalación el número de moléculas de O2 disminuye considerablemente y se ve reflejado en la cantidad de O2 disponible en la sangre y en los tejidos del cuerpo. Por eso en tan importante la adaptación paulatina y la respuesta fisiológica en un ambiente hipóxico.

Si nos disponemos a entrenar bajo los 2.700 mts, los efectos adversos en la fisiología humana son pocos frecuentes, sobre esta altura los efectos adversos pueden causar serios problemas, como reducción en el rendimiento físico, por disminución de la presión parcial de oxigeno, lo que significa reducción en la disponibilidad de O2 en la sangre y otros mas graves como Mal de montaña, Edema pulmonar y Edema Cerebral, relacionado con la altitud. Para disminuir estas complicaciones y algunas otras graves, es recomendable mantener parámetros vitales dentro de estos rangos:

  • Saturación de oxigeno > N92%
  • Taquicardia (pulso menor 100) aprox.
  • PA 145/100mmHg.

Para monitorizar las respuestas fisiológicas del entrenamiento en altura deberíamos estas atentos a estos parámetros, dependiendo de la edad, estado físico y altura a la que se entrena:

  • Aumento en la ventilación. (Frecuencia respiratoria)
  • Aumento frecuencia cardíaca (Frecuencia cardíaca)
  • Disminución volumen cardíaco de eyección (Ecocardiograma previo)
  • Disminución volumen plasmático (Hidratación)
  • Disminución del poder máximo aeróbico. 15-20%

 

Ventajas Fisiológicas Tiempo de respuesta
Movilización de ácidos grasos libres Semanas
Hemoglobina Días
Capilaridad Meses
Actividad enzimática oxidativa Semanas
Volumen mitocondrial Semanas

 

Desventajas Fisiológicas Tiempo de respuesta
Ventilación pulmonar Inmediato
Rendimiento cardíaco Días
Inmunosupresión Días
Estrés oxidativo y daño tisular. Inmediato
Deshidratación Inmediato
Intensidad de entrenamiento Inmediato
Hemolisis Semanas

 

Existen nuevos métodos de entrenamientos desarrollados que aun están en evaluación, como:

1.- Vivir en altura y entrenar a nivel del mar. “Living High-Training Low”.
2.- Vivir a nivel del mar  y entrenar en altura.  “Training High-Living Low”.

El entrenamiento en altura mantiene su popularidad básicamente por dos cosas:

1.- Hipoxia aumenta la concentración de hemoglobina. Lo que se ha visto mejora el rendimiento.
2.- Los mejores corredores del mundo son originarios de ciudades del este africano con (altitudes de 1500-2000 mts.)

A pesar de que los estudios sobre el entrenamiento en altura están inconclusos, los atletas de élite mantienen su entrenamiento. Los estudios científicos se han basado más en la aclimatización y los aspectos beneficiosos, por sobre eyección cardíaca y el volumen sanguíneo que llega a los músculos disminuida, la baja de oxigeno produce depresión inmunológica y aumenta el daño oxidativo. Por lo tanto, el entrenamiento en altura mejora el rendimiento en altura, pero no hay evidencia científica que mejore el rendimiento a nivel del mar.

Fuente: http://www.soycorredor.com/

Agregar comentario

Style switcher RESET
Color scheme
es_MXSpanish
es_MXSpanish
X