Como se hace un estudio de la pisada: La estática y la dinámica

Como se hace un estudio de la pisada: La estática y la dinámica

Para realizar un estudio de la pisada es importante conocer los antecedentes del corredor (historial de lesiones, si llevó plantillas cuando era niño, etc.).

Después, dependiendo del método que utilice el podólogo, se llevará a cabo de una forma u otra, pero nosotros os vamos a contar cómo se hace un estudio de la pisada con una plataforma de presiones, tanto en estático como en dinámico.

En primer lugar se mide la distribución de los apoyos en parado. Casi todos tenemos la base de sustentación de la fuerza que hacemos cuando estamos de pie en la parte posterior del cuerpo, en los talones. Cuando pasa al contrario y la tenemos delante, el paciente sufre la patología de pie quino, debido a que la musculatura de la parte posterior (gemelos, sóleos…) es más corta.

También se observan otros valores como los puntos representados en la imagen de la estática que corresponden al fémur izquierdo, pelvis y fémur derecho. De esta forma se sabe si están basculados hacia un lado o hacia otro y se pueden detectar posibles dismetrías.

Después del estudio estático (descalzo), se procede a estudiar la dinámica en varias fases: estudio dinámico descalzo (andando y, después, corriendo) y estudio dinámico calzado (sólo corriendo) con nuestras zapatillas habituales, ya que nuestra pisada cambia incluso de un calzado a otro.

Y, por si te quedaste con ganas de saber más, les dejamos con algunas preguntas que se nos pasaron por la cabeza durante la sesión y que les pueden resolver dudas concretas:

¿Se pueden utilizar plantillas en nuestros tenis con corrección o con un poco de soporte?

Si tienen soporte, es más difícil para el profesional calcular el grado que tiene que modificar en la plantilla.

El podólogo trabaja a partir de un molde del pie del corredor -que puede hacer a través de diferentes métodos- y, a la hora de hacer el soporte plantar, sería mucho más complicado adaptarlo a una zapatilla que ya tenga una pronación determinada, aunque sea ligera. Así que siempre se recomiendan zapatillas neutras ya que, si se parte de esa base neutra, es más sencillo confeccionar con éxito las plantillas personalizadas.

¿Se pueden utilizar las mismas plantillas para correr y para andar?

La respuesta a esta pregunta depende de cada caso particular, como es lógico.

Cuando hablamos de unos volúmenes de más de ocho kilómetros al día, las plantillas sufrirán un desgaste prematuro si también se utilizan en la vida cotidiana, así que es recomendable que reserves tus plantillas deportivas al ámbito del deporte.

Además, ten en cuenta que una persona no tiene por qué necesitar plantillas en el día a día, sino que puede que simplemente las necesite para correr y, para rematar, normalmente las plantillas para correr no caben en calzado casual tipo mocasín.

Sin embargo, si hablamos de un volumen moderado de entrenamiento -y que el precio de los soportes plantares no es reducido-, sí que se les podría dar un uso para todo.

¿Los corredores descalzos necesitan un estudio de la pisada?

Se ven muy pocos casos de corredores descalzos ya que “como no necesitan ni plantillas, ni zapatillas…”.

Sin embargo, es necesario recordar a los corredores barefoot que un estudio de la pisada a nivel preventivo también es importante para ellos, pues ayuda a descubrir posibles puntos débiles y a reforzarlos, evitando lesiones en el futuro.

¿Correr descalzo o correr calzado?

Claro que se puede correr descalzo, pero que no puede pretender hacerlo alguien sedentario, porque lo más seguro es que se acabe rompiendo.

Además, comenta el punto al que siempre se acaba llegando cuando se trata este tema: “si tenemos en cuenta que no todo el mundo está capacitado para correr muchos kilómetros, imagínate haciéndolo descalzo”.

Poniendo el ejemplo de nuestro estudio: “tienes un tendón corto y eso no se va a alargar. Puedes estirar, puedes mejorar, pero no se va a alargar”.

En definitiva, “nuestra fisiología no nos permite hacer más de lo que hacemos”. Tenemos que ser conscientes de nuestras limitaciones y entrenar según nuestro cuerpo nos lo permita, porque hay gente que se rompe pasándose de kilómetros.

La recomendación principal que nos da para correr descalzos es partir de un peso corporal adecuado y, además, tener una conciencia muy grande de nuestro cuerpo y de nuestra mente.

¿Cuánta gente prona y cuánta gente supina?

Le comentamos que, si supinadores hay muy pocos, ¿de dónde viene la creencia de saberse supinador por desgastar la parte exterior del talón en el calzado?

Al correr, si talonas mucho, es posible que la entrada la tengas en supinación y no en pronación, pero la fase de la marcha que se mide para saber si eres pronador o supinador no es esa, sino que lo que realmente se mide es cómo “metes” el mediopié y antepié. Por eso el calzado para pronadores contienen y controlan la zona del arco, no la del talón.

Además, cuando te fijas en el desgaste de la zona del talón, sólo estás teniendo en cuenta el plano frontal, pero el estudio de la marcha contiene también los planos sagital y transversal.

Y ten en cuenta que caminando también puedes desgastar el talón, ya que andando el retropié adquiere mucho más protagonismo.

Por último, incluso un corredor que desgasta la parte externa de la zapatilla es más probable que tenga un problema de tibias varas que una pisada supinadora.

Para finalizar, les recordamos que cualquier estudio lo tiene que realizar una persona que esté autorizada o capacitada para ello, ya sea un podólogo o un ortopeda.

Nosotros les recomendamos a nuestros amigos de Orthoprecision y pueden contactarlos mediante su Fan Page https://www.facebook.com/orthoprecisionmexico/

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Direccion
World Trade Center Mexico
Telefono
+525530284937
Horario
Lunes a Viernes de 9:00 a 18:00
%d bloggers like this: